MORADA DE SUEÑOS es una intervención en el espacio público modificando tanto la fachada del edificio como su entorno, convirtiendo un espacio abandonado en lugar de reflexión y punto de encuentro entre el espectador y sus recuerdos.

Se plantea una forma de re-habitar el espacio, creando un diálogo con los habitantes, ex-habitantes, recuerdos, fantasías y sueños que conviven en esta construcción.

Para crear esta atmósfera se emplea la intervención plástica utilizando como motivos los símbolos infantiles por excelencia: “florecitas” y “casitas”, creando una ciudad imaginaria en la que todo puede ocurrir, donde realidad y fantasía se entremezclan; estas sensaciones se refuerzan a través de la proyección en sombra de las flores sobre la fachada del edificio y la pieza audio (música popular infantil) que envuelve esta propuesta artística.

Un espacio gris: un espacio de color.
Casitas de pájaros de múltiples colores, crean así moradas para los nuevos inquilinos; y un jardín repleto de flores inunda la vivienda ideal.

El elemento audiovisual interfiere en todo el conjunto planteándonos una pieza abierta a la interpretación del espectador. Utilizando como metáfora la figura de la infancia; la proyección de sombras hace de puente entre mundo real y mundo imaginario.

img
img
img
img
img
img
img
img
img
img
img